LASIK

Segmento anterior

¿Qué es LASIK?

Con la llegada del rayo láser, a la cirugía refractiva (LASIK) se inicia una nueva era en la cirugía de ojos para la corrección de errores refractivos, que son los siguientes:

  • Miopía
  • Hipermetropía
  • Astigmatismo

La corrección de la visión con láser da a la mayoría de los pacientes la libertad para disfrutar de sus actividades diarias sin la dependencia de lentes correctivos.


Miopía

Se conoce comúnmente como “vista corta”, quiere decir que las personas de cerca ven bien pero de lejos no. La miopía ocurre cuando el ojo es más largo de lo normal y la imagen se enfocan antes de la retina. El LASIK moldea la córnea logrando aplanar la parte central de la córnea, así de este modo reduce el poder total refractivo del ojo.



Hipermetropía

En este defecto, el problema principal es que la visión cercana es muy borrosa, en la mayoría de los pacientes la visión lejana es buena a menos que la graduación sea muy alta. En la hipermetropía, el ojo es más corto y la imagen se enfoca por detrás de la retina. El LASIK moldea la córnea creando una curvatura más pronunciada del centro de la córnea.


Astigmatismo

Es el error refractivo más común. Son aquellas personas que ven una sombra o fantasma alrededor de la imagen. Esto ocurre cuando existen dos diferentes curvaturas en la superficie corneal* lo que ocasiona dos puntos de enfoque. Pequeños grados de astigmatismo no afectan la visión significativamente. El astigmatismo puede presentarse solo o ir acompañado de miopía o hipermetropía.


FAQ

Son candidatos aquellas personas:

  • Mayores de 18 años con un error refractivo.
  • Con buen estado general de salud y sin enfermedades en los ojos.

Se debe realizar un examen minucioso para determinar con exactitud el error refractivo, por lo que usted necesita hacer una cita con su oftalmólogo en esta clínica. Es necesario realizar exámenes más completos en caso de calificar para la cirugía con LASIK.

Es importante que usted sepa que las complicaciones son mínimas, menos del 1%. Y presentan una rápida recuperación visual. El riesgo de infección es mayor en las primeras 24 a 48 horas después del procedimiento, pero con el tratamiento médico el riesgo en mínimo.

La cirugía es muy sencilla y rápida. Requiere de anestesia tópica (en gotas) con el paciente acostado, se le pide que mire a una luz, toma unos minutos para que el láser corrija la miopía, hipermetropía o astigmatismo. Esta cirugía no necesita hospitalización y en unos minutos el paciente sale caminando.

La corrección de la visión con láser da a la mayoría de los pacientes la libertad para disfrutar de sus actividades diarias sin la dependencia de lentes correctivos.

La finalidad de la corrección con láser es obtener el mejor resultado visual, con la mayor seguridad para usted. El láser no siempre resulta en una visión perfecta 20/20, pero la gran mayoría de los pacientes no necesitan lentes para manejar, practicar deporte, ver televisión, etc. El láser puede no eliminar completamente los lentes pero sí reduce dramáticamente la dependencia de ellos.